google.com, pub-7371539671386809, DIRECT, f08c47fec0942fa0
 

A traves de un comunicado, Angel Celi se dirigió a los vecinos de la ciudad

El referente del Frente Renovador emitió un comunicado a los vecinos de la ciudad donde lanzó sus criticas al cagliardismo respecto de la tercerización de tasas municipales.





Comunicado:


"Hace pocos días el Municipio de Berisso avanzó en lo que la gran mayoría interpreta como “LA TERCERIZACIÓN DEL COBRO DE TASAS MUNICIPALES”.

Hubo un esfuerzo enorme por explicar  lo que finalmente es inexplicable, ya que la empresa que se adjudicaría dicha tarea se denominaría “TERCERIZACIÓN DE INGRESOS PÚBLICOS S.A.”, juego de palabras y roles que apela a la ingenuidad de las y los ciudadanos, donde la primer defensa era que no se trataba de una privatización.

El costo de la contratación para el erario municipal es cercano al 30% de la recaudación de la totalidad de las Tasas vencidas, suma que oscila entre los 100 y 300 millones de pesos.

LOS MUNICIPIOS TIENEN PROHIBIDO CEDER A EMPRESAS PRIVADAS LA PERCEPCIÓN DE LAS TASAS, LOS ANTECEDENTES DE LOS CONTRIBUYENTES Y LA FUNCIÓN DE INSPECCIÓN; Y TODO ELLO DEBE SER REALIZADO POR EMPLEADOS MUNICIPALES, debiendo la comuna cobrar, verificar y mantener actualizado su padrón de contribuyentes.

Tanto  AFIP como ARBA tienen en sus estructuras dependencias que colaboran con los Municipios para actualizar su base de datos; incluso existen convenios de ayuda y colaboración recíproca con el nuestro en particular. ¿Es necesaria la contratación? ¿Es razonable la contraprestación que pretende cobrar la empresa por su tarea de asesoramiento?

Entonces, ¿por qué no utilizar esos mecanismos para robustecer nuestro sistema recaudatorio?, ¿cuáles fueron los intentos para mejorar nuestra administración?, o ¿qué pensaríamos si el Gobernador de la Provincia, Axel Kiciloff, decidiera contratar una empresa privada que asesore a ARBA y se quede con el 30% de la recaudación provincial?

En este sentido es interesante leer la opinión de la especialista en Derecho Tributario, Dra. Valeria Verdolini, en su artículo titulado “¿Modernización o privatización?" -publicado en el suplemento "Séptimo Día" del diario "El Día", con fecha 9 de Julio de 2017-  y en la Revista "Derechos en Acción", de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la U.N.L.P Nº 4 - de Septiembre de 2017- cuyos conceptos y expresiones hago propias, casi en su totalidad.

Dijo la experta: “…que los argumentos a favor son bastante convincentes, esgrimiendo la búsqueda de una mejora en la calidad administrativa, que tiene como fundamento principal modernizar al municipio dotándolo de tecnología a partir de la incorporación de herramientas técnicas y capacitación del personal. Sin embargo, estos argumentos no son más que los utilizados en cualquier proceso de privatización de un servicio público que hemos vivido en nuestro país”.

Y continuó: "Ni hablar de la retribución de un porcentaje a favor del recaudador privado que se opone al destino del tributo, afectando el mandato constitucional de contribuir y la cláusula de formación del tesoro. Llama la atención la ideología neoliberal que se esconde detrás de estas privatizaciones de áreas propias de la función pública, bajo el pomposo mote de 'modernización', que no es otra cosa que la mera privatización, es decir, pasar la gestión de la cobranza y apremio a manos privadas.”

“…Las herramientas de la modernización del Estado deben buscarse en las jornadas de actualización de la Asesoría General de Gobierno; en el asesoramiento tributario del Ministerio de Economía; en la asistencia continua de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires, quien, sin ir más lejos, desarrolló un programa destinado exclusivamente a la modernización municipal, brindando capacitaciones, fiscalizaciones, jornadas de recaudación, herramientas tecnológicas y geoespaciales de última generación. Las herramientas gratuitas para hacer frente a estas concesiones municipales existen y pretenden dar batalla a las transacciones de los gobiernos municipales con el objeto de poner a resguardo las garantías constitucionales de los contribuyentes y el destino de la recaudación”, remató Verdolini brindando posibilidades certeras pero, sobre todo, posibles de llevar a cabo. 

A todo ello, debemos agregar la realidad actual. Una sociedad mundial azotada por la pandemia que requiere de políticas acordes al momento especial que se transita y responda a las grandes dificultades económicas que atraviesan las familias, comerciantes, trabajadores cuentapropistas y profesionales, y quienes  tienen un horizonte sombrío y esperan la mano tendida de un Estado que los ayude, los comprenda y otorgue herramientas para salir de la crisis. Elementos que nada tienen que ver con la opresión que significa incrementar la presión tributaria.

Por eso, entiendo que aún se está a tiempo de enmendar el error y ese dinero se podría destinarse a las necesidades de infraestructura en cada uno de nuestros barrios."

Deja tu comentario:

Ultimas Noticias